top of page

Somos lo que comemos...

Actualizado: 29 mar 2023

El alimento del futuro, hoy...

México es uno de los países más megadiversos de America y del mundo, por su relación ecosistemica entre especies de flora, fauna, insectos y más. De entre todos los ecosistemas prevalecientes en el país, hay uno que nos emociona sobre manera, que es el de las cactáceas, siendo México el primer lugar en biodiversidad de esta familia, con mayor número de ejemplares endémicos, según comenta María del Carmen Mandujano Sánchez, investigadora del Instituto de Ecología de la UNAM.

En este sentido, TIERRAVIVA colabora con la Reserva de la Biosfera de Tehuacán Cuicatlán, para recuperar especies en peligro de extinción. Se involucran artesanos de la región en el proceso, a fin de que al tiempo que se promueve la conservación, se impulsa el desarrollo comunitario de los artesanos.

En la familia de las cactáceas, la adaptación es primordíal para la evolución ecosistémica de flora y fauna. "Una de las características ecológicas más excepcionales del valle de Tehuacán-Cuicatlán es que cuenta con una de las mayores concentraciones de cactus columnares en el mundo; 45 de las 70 especies reportadas en México se encuentran en esta porción central del país." fuente: secretaría del medio ambiente. [1]

Dentro de este proceso adpatativo, los insectos han jugado un papel preponderante, siendo muy apreciados por su comestibilidad, sin embargo, al igual que las cactáceas han sido depredados por el ser humano, por lo que el representante de restauranteros de Zapotitllan Salinas, informo que_"Tres especies de insectos de la Reserva de la Biosfera Tehuacán-Cuicatlán se encuentran en veda debido a que la población de animales es menor a los promedios anuales, por lo cual se ha limitado a la recolección para consumo humano, esto debido a que muchos los destinan a la vendimia y causan una sobre explotación." [2]. Lo anterior aunado a la falta de lluvias, han disminuido la reproducción de algunos insectos muy preciados en la gastronomía Poblana y Oaxaqueña como el Cocopache, Condacho, Gusano de Maguey, entre otros.3

Si bien para muchos el solo pensar en comer insectos no es muy agradable, cabe señalar de que ademas de ser deliciosos, representan un alimento que seguramente se tendrá que empezar a considerar. En un articulo del instituto de ecología se comenta que_ "por ejemplo, el grillo doméstico, criado a nivel mundial, y cuyo nombre científico es Acheta domesticus (Figura 2), contiene 65% de proteína en peso seco [4]. Por si esto fuera poco, la proteína de grillos contiene todos los aminoácidos esenciales para el humano, tales como leucina y metionina [4]. Esta característica hace que sea una proteína de alta calidad para la nutrición humana ya que con una porción de 100 g de grillo seco o harina de grillo (Figura 3) se pueden cubrir los requerimientos diarios de aminoácidos esenciales para una persona saludable promedio [5]. El valor nutricional de los insectos comestibles no solo se limita a su alto contenido de proteínas, ya que en ellos también podemos encontrar vitaminas y minerales como hierro, vitaminas del complejo B y magnesio, hasta fibra, tan recomendada para mejorar la digestión [6]. Además, algunos insectos comestibles pueden contribuir al mantenimiento de nuestra flora intestinal, y al mismo tiempo de nuestra salud, lo que los ha posicionado como una de las alternativas de alimentación con mayor potencial para cubrir las necesidades nutricionales humanas durante la siguiente década [7]." [3]


"Si su sabor y valor nutricional no son suficientes para que te animes a probarlos, quizá sea bueno que sepas esto: para producir la misma cantidad de proteína que una vaca, los insectos comestibles requieren hasta 25 veces menos superficie terrestre, emiten 100 veces menos gases de efecto invernadero y consumen hasta 2000 veces menos agua [8]. En otras palabras, la producción de insectos comestibles es más amigable con el ambiente que la producción de vacas. Esto se debe a su función en la cadena trófica como consumidores primarios y como descomponedores. ¿Suena complejo? En realidad, no es así. Sólo recuerda la cadena alimenticia que aprendimos de niños y hallarás los eslabones en donde se encuentran." [3]


Así es que habrá que considerar incluirlo en el menú, que al final es por salud; buen provecho.



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page